Últimas Noticias

2017-12-15
Discurso de Alessandra Nilo 41ª Reunión de la Junta de Coordinación del Programa (PCB) – ONUSIDA

Informe sobre el progreso de la implementación del Plan de Acción del Programa Conjunto de ONUSIDA


Alessandra Nilo*


Se ha demostrado, a lo largo de la historia, que las personas pueden hacer más cuando se trata de una cuestión de supervivencia. Cuando es necesario, inventamos nuevas formas de hacer las cosas, nuevas herramientas y metodologías. Está claro que el año pasado el Programa Conjunto de ONUSIDA entendió que su situación pasaba realmente por una cuestión de supervivencia, por lo que mejoró su coordinación y se movió rápidamente, incluyendo la implementación de un nuevo Plan de Acción del Programa Conjunto y un nuevo Modelo Operativo de Recaudación de Fondos. Lo que no sólo buscó para mejorar su forma tradicional de movilizar recursos, sino que también se mostró abierto a procesos innovadores para recaudar fondos.

En este sentido, felicito a nuestra Junta por impulsar y apoyar a ONUSIDA y quisiera reconocer el papel de la delegación de ONG de la JCP (PCB) por insistir en la necesidad de un nuevo plan de recaudación de fondos, respaldado por una nueva estrategia de comunicación, en el Panel de Revisión Global.

La agilidad y el trabajo oportuno que vimos aquí son muy poco comunes en sistemas como la ONU. Sí, nos da esperanza. Sin embargo, solo un Programa Conjunto totalmente financiado puede continuar invirtiendo en procesos innovadores y establecer la coherencia que generalmente conlleva al éxito. Por lo tanto, es imperativo que el sentido de urgencia continúe y que, en lugar de hacer las cosas como de costumbre, pasemos de un modelo de financiación altamente concentrado al financiamiento de soluciones a largo plazo. Recordemos que, aunque desempeñe un papel estratégico en la respuesta al SIDA, los donantes tradicionales no han respondido lo suficiente a ONUSIDA, pero hay muchas maneras de hacerlo[1].

Durante años, hemos impulsado a ONUSIDA a utilizar mecanismos de financiación innovadores. La cantidad de recursos financieros en los mercados es enorme, en comparación con la economía concreta de productos y servicios: en este momento hay $ 100 billones en los grupos globales de ahorro, sólo para dar un ejemplo. Esta condición de liquidez financiera excesiva es una fuente de ingresos fuera de proporción que no es aprovechada, principalmente debido a la falta de voluntad política. Y no debemos temer: contrariamente al mantra de la economía liberal ortodoxa, los impuestos a las transacciones financieras, por ejemplo, no han distorsionado los mercados de capital donde existen: en 2016, el Reino Unido recaudó 2.800 millones de libras en derechos sobre acciones y valores; Brasil recaudó un promedio 10 000 millones de reales en un amplio marco jurídico de los Impuestos a las Transacciones Financieras (ITF). Así que estaremos encantados de trabajar con el Programa Conjunto para discutir las ITF y muchos otros mecanismos de recaudación de ingresos consistentes que podrían atraer una masa crítica de nuevos donantes, mientras le mostramos al mundo la relevancia de ONUSIDA en la arquitectura global del SIDA, comunicando adecuadamente sus valores, resultados y su ventaja comparativa para las contribuciones, una narración que aún debe desarrollarse.

Por último, el nuevo modelo de recaudación de fondos también debe contribuir a una sociedad civil plenamente financiada, alineada con los objetivos financieros acordados en la Declaración Política de 2016 y con el desembolso adecuado de fondos para áreas estratégicas, incluidos los Derechos Humanos, la igualdad de género y los fondos para el trabajo de promoción. Además, es preocupante que la propuesta actual no llegue lo suficientemente lejos al detallar cómo la sociedad civil y las comunidades se verán involucradas o beneficiadas. Por lo tanto, debemos mejorar la transparencia y la rendición de cuentas de los procesos de recaudación de fondos y asignación presupuestaria porque para tener éxito, la participación debe ser significativa.

En este sentido, también se deben establecer estándares y principios claros para la participación institucionalizada de la sociedad civil y otros socios en el nuevo modelo de recaudación de fondos. En esta etapa, a lo largo de la historia del SIDA se ha demostrado que las respuestas mejoradas y sostenidas al VIH requieren el reconocimiento de la interseccionalidad de las diferentes áreas y la experiencia, así como un compromiso mejorado y constante de las comunidades.

Los mensajes de nuestra delegación han sido repetitivos. Pero eso no nos cansa: El enfoque empresarial, como siempre, no nos llevarán a ninguna parte y seguramente tampoco al fin de la epidemia del SIDA.
________________________________________
[1] Diez donantes son responsables del 86% de los fondos, Estados Unidos es el principal donante.

* Alessandra Nilo es periodista, coordinadora de Gestos – Seropositividad, Comunicación y Género, miembro de LACCASO y participante de la Delegación de ONGs de la Junta Coordinadora de Programa de ONUSIDA.