Últimas Noticias

2017-06-29
Intervención de Mary Ann Torres, ICASO en la JCP de ONUSIDA

Mi nombre es Mary Ann Torres, Directora Ejecutiva de ICASO, basada en Canadá. A lo largo de los últimos dos días acá – y quizás también a lo largo de los últimos meses en las noticias – ustedes han escuchado sobre la crisis humanitaria en mi país natal, Venezuela.

Esta es una crisis que tiene muchas facetas, pero sobre todo, es humanitaria: la gente muere de hambre. La gente muere de infecciones prevenibles y tratables. Nuestros amigos viviendo con VIH están muriendo de SIDA.


Momento histórico durante la reunión del JCP de ONUSIDA en Ginebra, todas las personas que aparecen allí paradas con carteles en sus manos, son delegados de la sociedad civil de varias regiones del mundo. Sus carteles dicen SOS VENEZUELA

Permítanme resumir la situación tomando prestadas las palabras de la periodista Stephanie Nolen: no hay lugar alguno en el mundo hoy donde la gente esté muriendo de SIDA al mismo ritmo y en los preocupantes números que en Venezuela.

Dado que estamos en una sesión sobre prevención, permítanme enfocarme en la situación actual de los esfuerzos de prevención en mi país:

Existe un estimado de 300.000 personas viviendo con VIH. Hay al menos 11.000 nuevas infecciones cada año. En 1999, 1242 personas murieron de complicaciones relacionadas al SIDA. En 2015, ese número es más del doble.No hay condones o lubricantesLa escasez de equipos médicos ha significado “reciclar y reusar” (incluyendo agujas, tubos de ensayo, etc.), dejando de lado los riesgos de transmisión de la enfermedad.No hay pruebas de diagnóstico o seguimientoLas mujeres con VIH no cuentan con lo necesario para prevenir la transmisión de madre a hijo/a

La gente está muriendo a diario de tuberculosis, hepatitis, toxoplasmosis y otras infecciones oportunistas. No hay tratamiento para la hemofilia. La gente está muriendo de diarrea porque no hay fluidos para su tratamiento.

Los inventarios de antiretrovirales se han ido agotando por meses, con 70 a 90% de los tratamientos ausentes de las cadenas de distribución. 80% de las personas viviendo con VIH no cuentan con tratamiento hoy, y estarán así por lo menos hasta finales de agosto.

En 2011, un estudio reveló que 10% de la población WARAO (un pueblo indígena en el noreste del país) vivía con VIH. Mayores análisis han determinado que esa cifra puede ser el doble actualmente.

Urgimos a nuestros aliados en esta sala a responder a esta crisis humanitaria, mirando más allá de las limitaciones de las políticas, la política, y las clasificaciones basadas en ingresos. Pedimos que miren más allá de los informes y los datos del gobierno y que inviertan – si, que inviertan recursos, en el fortalecimiento de los sistemas comunitarios en particular, para así obtener la información más precisa de la crisis. Pedimos que continúen facilitando y comiencen a proporcionar asistencia inmediata y concreta.

Necesitamos recursos para comprar insumos, necesitamos apoyo político. Necesitamos que estén listos para actuar cuando la emergencia humanitaria sea declarada. Necesitamos una estrategia de largo plazo para construir nuestros sistemas comunitarios y de salud. Les pedimos hablar con doctores venezolanos, activistas venezolanos, personas viviendo con VIH venezolanas, y escuchar lo que necesitan, y les pedimos actuar ahora!...

Gracias