Últimas Noticias

2015-03-20
Discurso de Alessandra Nilo en el Foro sobre Desarrollo en la sede de las Naciones Unidas, Nueva York



Señor Presidente, excelencias, representantes de los gobiernos y la sociedad civil, buenas tardes. Tengo el placer de hablar en nombre de la Campaña Más allá de 2015, la Asociación Brasileña de ONGs y en nombre de mi propia organización, Gestos.

Teniendo en cuenta que estamos en los últimos meses de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y las negociaciones de FpD – Financiamiento para el Desarrollo – me gustaría presentar cuatro puntos que son claves para nuestro programa.

En primer lugar: El planeta y la vida dentro de él no están en venta

Hoy en día todos los bienes comunes se han vuelto comercializables y pueden ser transformados en propiedades privadas. Las políticas comerciales no están alineadas con las prioridades públicas, lo que menoscaba el acceso a los servicios que supuestamente deberían ser universales, no discriminatorios, de alta calidad y de forma gratuita. Es hora de reconocer que los mercados libres fracasaron para las personas y para el planeta. Y es hora de que los Estados pidan la devolución del asiento de la conducción de la Alianza Mundial para el Desarrollo. Los Estados soberanos deben ser los protectores y los patrocinadores principales de los derechos humanos en lugar de meros facilitadores de enriquecimiento del sector privado.

En este sentido, en la próxima Conferencia de Financiamiento para el Desarrollo, la región de ALC puede tener las voces progresistas contra las desigualdades estructurales, abordando las cuestiones sistemáticas y por la defensa de la implementación de Monterrey, Doha y la Conferencia de 2009 sobre las crisis financieras.

Segundo punto: Un futuro sostenible exige la rendición de cuentas en todos los niveles

La significativa participación de la sociedad civil es lo que hará que estos procesos de Financiamiento para el Desarrollo post-2015 sean una agenda verdaderamente centrada en las personas y se deban considerar un medio estratégico para la implementación del nuevo programa de desarrollo sostenible.

En este sentido, el papel del Foro Político de Alto Nivel – en todos los niveles – será fundamental. Los Estados miembros se han comprometido con una perspectiva inclusiva de participación de la sociedad civil en el Foro Político de Alto Nivel sobre Desarrollo Sostenible (HLPF, por sus siglas en inglés, según lo dispuesto por la resolución 67/290 de la ONU). Ahora es el momento de que la ONU, incluyendo a CEPAL, establezca un mecanismo verdaderamente transparente e inclusivo para hacerlo realidad.

Los Estados deben eliminar las barreras a nuestra participación en la definición y puesta en práctica de los ODS, reconociendo que el pueblo y sus organizaciones son más que los beneficiarios del cambio: ellos son – nosotros somos – agentes activos e impulsores del cambio.

La representación de Colombia esta mañana mencionó la necesidad de una participación efectiva de la sociedad civil. En este sentido, los países de ALC deben dar el ejemplo mediante la inclusión de la sociedad civil en sus delegaciones nacionales en el post 2015 y en los procesos de financiamiento para el desarrollo. Este es un espacio político estratégico donde aún se pierden nuestras voces y nosotros esperamos que nuestros países tomen la iniciativa en este asunto.

Tercero: Sabemos dónde está el dinero. Vamos por ello

Responsabilidades comunes pero diferenciadas es una forma justa para avanzar cuando se consideran los medios de implementación.

La Ayuda Oficial al Desarrollo es un elemento clave, pero no lo suficiente para sostener una agenda de transformación del desarrollo sostenible. La regulación y la rendición de cuentas de las empresas transnacionales y, en particular, de los mercados financieros, es la clave. Instamos a los Estados Miembros a que utilicen la Conferencia de FpD para lograr un acuerdo sobre la implementación de una fiscalización progresiva y la aplicación de impuestos sobre transacciones financieras globales, tanto como medida de regulación, como de generación sistémica de ingresos. El post 2015 y los procesos de financiamiento para el desarrollo son oportunidades para reducir la distancia entre los más pobres y los más ricos de una vez por todas. Es el momento de pedir más de la riqueza acumulada que desequilibra el mundo. Y los Estados ya no deben esperar más.

En cuarto lugar, y lo más importante: sólo habrá desarrollo sostenible si los derechos humanos son una realidad para todos

Fuimos la primera región en reconocer que la lucha contra la desigualdad es fundamental y nuestro papel fue esencial para el acuerdo sobre un objetivo para las desigualdades. Ahora debemos comprometernos a no dejar a nadie de lado, ya sea por identidad de género, edad, discapacidad, ingresos, ubicación geográfica, orientación sexual, VIH o porque sean indígenas, afrodescendientes o migrantes. Por lo tanto, ningún objetivo debe considerarse alcanzado a menos que se cumpla para todos, especialmente para las personas más vulnerables y marginadas.

Nuestra región también ha dado un gran ejemplo en la lucha contra las fuerzas conservadoras – y el Consenso de Montevideo de 2013 es un ejemplo. Sin embargo, derechos sexuales, identidad de género, aborto seguro, derechos de mujeres y niñas, de personas que usan drogas, de homosexuales, de lesbianas, de transexuales y de trabajadoras sexuales, se encuentran entre los derechos pendientes en la ONU. Y todas esas personas, que históricamente han sido dejadas atrás, continuarán así, porque en este momento de la historia de la ONU todavía existe esa desconexión absurda entre el desarrollo y los derechos humanos. El derecho al desarrollo es también un derecho de todos.

Por lo tanto, confiamos en su liderazgo para abrir nuevos caminos e impulsar nuevos paradigmas de desarrollo. En sus manos tienen una oportunidad histórica para responder a la necesidad urgente de un planeta equitativo, pacífico y sostenible para todas y todos, en el que las personas, por fin, sean capaces de vivir con dignidad. Por favor, no pierdan esta oportunidad. Gracias.

Alessandra Nilo es periodista, representa a las organizaciones Gestos/LACCASO, ABONG – Asociación Brasileña de ONGs y la Campaña Más Allá de 2015.