Últimas Noticias

2014-10-17
Consideraciones sobre las Barreras de la Propiedad Intelectual (PI) para el Acceso al Tratamiento

Por John Rock, Delegación de ONG de Asia y el Pacífico

Patentes de Medicamentos

La Historia
Las patentes se convirtieron en parte del acuerdo de la Organización Mundial del Comercio (OMC) por primera vez en 1995 – conocido como Aspectos de los Derechos de Propiedad Intelectual relacionados con el Comercio (ADPIC). Los países desarrollados tenían un año para asegurarse de que sus leyes de patentes estuvieran en conformidad con los ADPIC. Los países en desarrollo tenían que introducir los ADPIC hasta el año 2000, pero fue el primero de enero de 2005 cuando se consolidó esa adecuación. A los países menos desarrollados se les dio más tiempo, inicialmente 11 años, prorrogados hasta el año 2016, y ahora, nuevamente, hasta el año 2021.

La Declaración de Doha
Al introducir las patentes de productos farmacéuticos, existía la preocupación por el posible efecto sobre el acceso a medicamentos esenciales en los países en desarrollo. Por lo tanto, las flexibilidades se construyeron en el Acuerdo sobre los ADPIC que permitiría a los países en desarrollo para acceder a este tipo de medicamentos, pero éstos no estaban claros y muchos gobiernos no estaban seguros de cómo usarlos. En noviembre de 2001, los ministros de la OMC acordaron que el ADPIC no debería, ni tenía que impedir que los Miembros adoptaran medidas para proteger la salud pública; Subrayaron la capacidad de los países para utilizar las flexibilidades incorporadas, y convinieron en prorrogar las exenciones en materia de protección de patentes farmacéuticas para los países menos adelantados hasta 2016 (ahora ampliado a 2021). A partir de ese punto nació la Declaración de Doha.

Las licencias obligatorias (LO) están en el centro de las flexibilidades de los ADPIC permitidos. La licencia obligatoria permite al gobierno que alguien más pueda producir el producto o procedimiento patentado sin el consentimiento del titular de la patente. Inicialmente, fue previsto sólo para el uso interno, pero después de 2003, se permitió a los países a emitir licencias obligatorias para importar genéricos cuando no tenían producción propia.

Ley de Patentes de la India
India presentó su ley de patentes, como fue acordado, el primero de enero de 2005. Tiene criterios muy altos de patentabilidad. Es decir, es más difícil obtener una patente concedida debido a las interpretaciones estrictas; por ejemplo, de lo que es nuevo e innovador y lo que no lo es. Los criterios de patentabilidad ajustados combinados con una fuerte industria farmacéutica, y la disposición de los fabricantes de genéricos de la India a involucrarse (dirigidos por Yusuf Hamied de Cipla), la India se convirtió en el centro de la producción; al suministrar hasta el 90% de los antirretrovirales genéricos (ARV) para el mundo en desarrollo. Esto hizo posible una gran reducción de los precios y permitió obtener el mayor número de personas en tratamiento contra el VIH como se tiene actualmente.

El problema
De cualquier forma, muchos de los fármacos más antiguos se encuentran exentos de la protección de patente. Sin embargo, los más nuevos, los de primera, segunda y tercera línea de medicamentos, diagnósticos y tratamiento para el VHC, son patentados a gran escala. También ha habido campañas agresivas de patentes por los fabricantes de todo el mundo, incluyendo en los países en desarrollo. Desde 2001, el espíritu de flexibilidades de los ADPIC y la Declaración de Doha ha sido socavada por una serie de Tratados de Libre Comercio (TLC); muchos ya negociados, y muchos otros aún en negociaciones. Estos acuerdos contienen cláusulas ADPIC+, que ofrecen más protección que la que exige el Acuerdo sobre los ADPIC de la OMC. A pesar de las declaraciones y los acuerdos, los EE.UU., la UE y otros países siguen rompiendo sus compromisos mediante la inclusión de los ADPIC+ en las cláusulas de acuerdos de libre comercio, lo que restringe la capacidad de los países para utilizar las flexibilidades ADPIC+. Esto ha permitido que las farmacológicas sigan dominando y manipulando el mercado hacia las licencias voluntarias y las negociaciones de 'ofertas'.

El informe de las ONG - ¿Por qué hemos elegido este tema?
Este año, el informe anual de la Delegación de ONG ante la Junta Coordinadora del Programa de ONUSIDA (JCP) será sobre "Propiedad Intelectual (PI) – Barreras para el Acceso al Tratamiento", que se entregará en diciembre de 2014 en Ginebra, en la reunión de la 35ª JCP. Este es un tema que es fundamental para la respuesta al VIH y afecta a todas las regiones. Si no conseguimos un acceso asequible a los diagnósticos y buenos ARV (incluyendo fármacos de segunda y tercera línea), fracasaremos. La PI es una de las barreras más grandes y sin embargo no hay mucho que se haga al respecto. Los Estados miembros no van a tratar este asunto, ni ONUSIDA. De esa forma, por medio del informe, la delegación de las ONG quiere fomentar una sensibilización sobre el tema e iniciar acciones para enfrentarlo.

John Rock, Delegación de ONG de Asia y el Pacífico
Traducción: Javier Martínez
Fuente: http://www.unaidspcbngo.org