Últimas Noticias

2014-07-01
Webinar sobre las "Nuevas Metas Globales de Tratamiento"

Reunión promovida por LACCASO sobre la nueva estrategia de enfoque sobre tratamiento y las metas hasta 2030 se llevó a cabo el viernes, 27 de junio, con las impresiones de los participantes en los encuentros de Ginebra y Ámsterdam (Veriano Terto) y México (Lorenzo Vargas y Simón Cazal).

Veriano Terto, enviado para representar a LACCASO en las reuniones sobre los debates mundiales de las “Nuevas Metas Globales de Tratamiento” llevadas a cabo en Ginebra y Ámsterdam, inició la reunión.

“En los resúmenes sobre las reuniones consultivas de ONUSIDA se plantearon metas para el enfrentamiento de la epidemia a nivel global. Estos objetivos son directrices de indicadores de nivel clínico que los gobiernos tienen que cumplir para disminuir, o terminar, con la epidemia hasta el 2030, entre 2015 y 2030 los países deben hacer el test a 90% de las personas, tener 90% en tratamiento y 90% en supresión viral, además reducir a 90% el número de nuevas infecciones y terminar con la tasa de mortalidad.

Se trata de metas muy ambiciosas que seguramente no podrán ser implementadas de la misma forma por los [diferentes] países, son indicadores interesantes que pueden llevar a un buen debate y en la agenda de los países la consulta a niveles regional y global son para buscar conocer, levantar puntos, ideas, críticas, sugerencias de cómo esas nuevas metas pueden ser mejor comunicadas, concebidas, evaluadas y sobre las responsabilidades.
Lo que las personas presentes discutieron en Ginebra y Ámsterdam fue de suma relevancia, pero tal vez lo más importante sea el proceso de concepción, implementación y evaluación muy ambicioso y los países más pobres seguramente no tendrán condiciones de alcanzar esas metas para el 2030.

Hoy salió un informe final de Ginebra y Ámsterdam, hay una necesidad de traducir urgente para el español y el ruso por sus organizaciones actuantes.
Básicamente, lo que se está planteando y se piden sugerencias e ideas para viabilizar la implementación de esas metas. Hay consultas regionales con la sociedad civil, gestores, profesionales de salud, gobiernos, médicos, en fin, la propia industria farmacéutica.

La ambición de esta estrategia abarca cuestiones epidemiológicas, clínicas y también culturales.”


Lorenzo Vargas, de Intilla Argentina, representante local de LACCASO, expresó sus impresiones sobre el Foro llevado a cabo en México, el cual coincide en su parte teórica con lo que Veriano contextualizó, en el caso de los países europeos con enfoque global, en el caso de México, con un enfoque regional.

Una lectura realizada por Vargas fue la cuestión matemática de la compresión y alcance de la estrategia conocida como 90-90-90:

“La lógica dice que el 90% de las personas positivas hagan la prueba de diagnóstico. A partir de ese número 90% inicia el tratamiento, lo que daría una población en tratamiento del 70%. De esa población 90% deberá tener una carga viral indetectable, 50% de alcance a partir de la población inicial, si se sigue la lógica decreciente de la escala. A ello se debe agregar que las cifras en cuestión son regionales, por lo tanto, si un país grande, como Brasil, tiene 100% de cobertura, podemos tener países menores con 0%, el promedio estaría dentro de las metas, entonces ¿cuál sería la responsabilidad individual en cada caso?

En este proceso de incorporar rápidamente [a personas con] VIH hay muchas falencias. La cuestión de los Derechos Humanos es fundamental, todo debe estar bajo el paraguas de los DDHH, la consejería por ejemplo. Parece una carrera en la búsqueda de personas viviendo con VIH. En Rosario, Argentina, se hizo una feria con test a mucha gente donde hubo record registrado en el libro Guinness. ¿Cuál es el cuidado que se ha tenido con los DDHH?

Esta gran masa crítica que va a pasar al sistema se salud, como siendo ávido por pacientes, en la mayoría de los países está en crisis de salud, institucional, de infraestructura, etc.

Toda esa población tiene que pasar a medicarse con ARV, cuestión que también implica en más presupuesto por un mayor volumen de medicamentos. La disparidad de costos de ARV en la región es impresionante, detrás de todo esto está el gran negocio de las farmacéuticas
Existe una evidencia científica [sobre] la carga viral, pero la cuestión es la cantidad de remedios necesarios en los sistemas de salud. Hay una deficiencia de los gobiernos que no tienen cómo llegar a las poblaciones más vulnerables.

No se ha hablado sobre la prevención. No se ha planteado ese desafío. Por último, en todo lo que involucra a las evaluaciones se ha dicho que la Sociedad Civil va a participar, pero parece con lo que ocurrió con la UNGASS, de donde han salido las cosas sin consulta directa a la Sociedad Civil”.


Simón Cazal complementó las informaciones del encuentro en México que Lorenzo inició.

“Sin hacer referencia al trasfondo político ni ahondar en los detalles. Existe una cierta confusión al tratar esa metodología de continuo de atención. Hay una cantidad de bibliografía que se ha ido construyendo en estos últimos tiempos. El continuo impacta en la carga viral comunitaria o de copias de virus que circula en la comunidad. Países del primer mundo establecen un nuevo modelo de salud pública. Al implementarse ese nuevo modelo surge este documento en la reunión.

Esa tensión existente entre lo que se quiere y lo que existe es la agenda de desafíos que vamos a tener que trabajar: qué se debe evaluar y a qué se dará seguimiento.

Básicamente, el compromiso impulsado por ONUSIDA y OPS tiene que llevar a los sistemas de salud de los países a un nuevo nivel, estandarizar un poco los sistemas a ese continuo es el principal problema que veo, más allá de las otras cuestiones, (…) [lo que conlleva a] diferentes problemas en esta cascada.

En varios momentos estallaron varias incongruencias que existen en esta nueva estrategia. Este continuo contempla la idea de salud público/privada de los Estados, y no cómo las comunidades y las organizaciones van a hacer ese trabajo, se obvia todo el resto de salud integral, como los trabajos comunitarios. No quedó claro cómo quedan las estrategias de los otros eslabones de la Sociedad Civil.

Como esta estrategia todavía se está iniciando, la discusión es importante en esta etapa. Revertir el proceso es imposible. Lo más proactivo es plantear las discusiones en este momento, cómo se implementarán esas acciones, presionando a los gobiernos. Ahí creo que caben las discusiones elaborando un documento declarativo político.

No se ahonda mucho en detalles, la constante en el encuentro es esa dicotomía entre lo que es político y lo que es programático”.


Algunas consideraciones de los participantes en la webinar:

¿De qué forma se eligen los representantes de la Sociedad Civil para estas reuniones?

Hay una fuerte tendencia en iniciar el tratamiento a partir del diagnóstico pero no hay evidencias contundentes sobre el beneficio para personas que viven con VIH.

¿Qué es lo que va a pasar con la consejería y el apoyo?

¿Cómo queda la cuestión de los Derechos Humanos?

Veriano hizo sus consideraciones finales:

“Tanto en el encuentro Global en Ginebra, como en Ámsterdam, estas cuestiones de los colegas fueron levantadas, más allá de la cuestión de polarizar el debate, es tiempo de plantear, canalizar, abrir e integrar las cuestiones.

(…)

Se abre la posibilidad de abordar derechos humanos, epidemiología, factores económicos, industria farmacéutica. Esas metas ponen un desafío particular para la sociedad civil: ¿Cuál es nuestro papel?

No queremos ser tratados de forma instrumental por los gobiernos para alcanzar sus metas. ¿Cuál es el costo de los servicios que la Sociedad Civil le cuesta a la sociedad para trabajar en este segmento?

Necesitamos fondos para el trabajo político, rescatar el papel político de la incidencia. No queremos abrir espacios de testeo en nuestras organizaciones, [en este punto] todos fuimos unánimes. La presencia de América Latina [en los encuentros globales] es baja y estoy de acuerdo.

Brasil está en el carril de esas nuevas metas [tratamiento con la prevención]. Se puede y se están planteando con ONUSIDA el grupo de trabajo. La Red Nacional de Personas Viviendo con VIH ya tiene su posición. Debemos tener cuidados cuando hablamos sobre la posición [de la Sociedad Civil], terminar con la epidemia no es malo, pero tenemos que ver la forma. No me parece adecuado que colegas sean contrarios, hay que reflexionar ese punto. Tiene mucho que ver con la historia nuestra sobre el acceso a los medicamentos, los mismos argumentos que se usaban aquí en 1996 cuando se implementó la política del acceso universal.

El dilema es que la Sociedad Civil no asuma para sí misma los problemas que son responsabilidad de los gobiernos y terminemos por darles justificaciones para no buscar las metas propuestas. Por ejemplo, podemos sí decir que la estructura de los servicios en los países de la región es deficiente, pero sin perder de vista que esta es una responsabilidad de los gobiernos que deben mejorarla. Deberíamos denunciar la estructura deficiente y la inepcia de los gobiernos, y así su imposibilidad de alcanzar las metas, pero no decir nosotros que los países no van a alcanzar las metas porque no hay estructura, para que los gobiernos no digan después que la propia sociedad civil reconoce que estas metas son imposibles y que por eso ellos [gobiernos] no se movieron.

No hay información [disponible], el problema de los idiomas limita el acceso a la información. No había representantes de India, Tailandia u Oriente Medio en las reuniones. [Hay que] presionar a ONUSIDA para que coloque a disposición ese material [resultante de los encuentros] (…) para que lo traduzca”.



El cierre de la reunión y las decisiones finales a cargo de Alessandra Nilo fueron las siguientes:
• Se pedirá a ONUSIDA Brasilia la traducción del material resultante para el portugués;
• Se pedirá a ONUSIDA Panamá la traducción al español;
• La semana que viene veremos la posibilidad de fecha para la próxima reunión [en principio se sugiere la última semana de julio, donde entrarán como asuntos de pauta la reunión del PCB/Ginebra y un encuentro en Melbourne/Australia con la participación de algunos miembros de la red];
• Para el PCB estamos preparando puntos de decisiones aprobados en reuniones anteriores, básicamente lo que se acordó y no se está cumpliendo;
• Solicitaremos a ONUSIDA un trabajo financiado para monitoreo, [ya que] no tenemos capacidad de hacerlo como se requiere y que sea más efectivo en cada país, [con ello esperamos] articularnos mejor como región.

Más informaciones:
Javier Martínez
Asesor de Comunicación
LACCASO
E-mail: laccaso.institucional@gmail.com
Página web: www.laccaso.net
Facebook: www.facebook.com/laccaso.institucional
Twitter: www.twitter.com/_LACCASO