Últimas Noticias

2014-07-02
Discurso de Alessandra Nilo en la 34ª reunión de la Junta Coordinadora del Programa

La delegación de ONGs acoge con satisfacción el documento presentado en esta Junta Coordinadora del Programa, que muestra que han habido mejorías en el trabajo relacionado a la Agenda Post 2015. Nos alegra ver que este documento enfatiza la ligación entre VIH y desarrollo y reafirma que la epidemia está lejos de acabar. Menciona explícitamente que su aumento entre poblaciones clave y los costos para tratamiento y las leyes punitivas que criminalizan relaciones entre personas del mismo sexo y la transmisión del VIH están entre las grandes barreras enfrentadas en la actualidad.

Sin embargo, en el Grupo Abierto de Trabajo continuamos preocupados que el VIH no haya recibido la atención necesaria y que algunos de nuestros problemas relacionados con el sida: derechos sexuales, educación sexual, identidad de género – no se han incluido en los documentos resultantes. La presencia creciente de fuerzas conservadoras en las NNUU indica que las personas marginalizadas históricamente continuarán marginalizadas porque a pesar de todos los compromisos afirmando sus interrelaciones, aún existe una desconexión peligrosa entre el desarrollo y los derechos humanos. Esto no es aceptable y tendrá un impacto fuerte y negativo en las respuestas al VIH en todos los niveles.

En términos de “lenguaje”, en vez de tener solamente un objetivo para “acabar con el sida”, queremos ver también una referencia al “acceso universal a la prevención, al tratamiento, a la atención y al apoyo". De esta forma, iremos más allá del apelo común para el sentido de urgencia y articularemos un análisis más sofisticado y crítico, con propuestas claras sobre cómo avanzar, presionando por políticas y programas que sean universales, de mayor alcance, no discriminatorios, de buena calidad y sin costo alguno. La tarea por delante no es fácil. Aún nos falta la voluntad política necesaria para implementar las reformas legales necesarias, así como vemos muchos gobiernos rehenes de un sistema económico tan profundamente desequilibrado, donde la erradicación de la concentración de riquezas se hace más compleja que la erradicación de la pobreza y el VIH juntos.

El documento de ONUSIDA también nos recuerda que los fondos para el VIH no están aumentando y que las SDGs tienen que comprometer recursos para establecer soluciones duraderas. Responsabilidades en común pero diferenciadas entre sí, son esenciales al considerar los medios de ejecución. El apoyo al desarrollo oficial es el elemento clave y debería permanecer como prioritario para los fondos contra el sida y no puede venir únicamente de los presupuestos nacionales. Informaciones muestran que los recursos locales, especialmente en países que enfrentan tasas de pobreza extremas y altas, no son suficientes para financiar la salud y los determinantes sociales relacionados al sida. Por ese motivo las SC está llamando a un sistema mundial de impuesto progresivo para transacciones financieras globales como medida regulatoria y, al mismo tiempo, un generador sistémico de ingresos, a ser aplicado en la sostenibilidad, el desarrollo, incluyendo el VIH. Y esta idea tiene sentido, especialmente cuando se considera que el sistema financiero mundial vale setenta y dos veces más que el PIB mundial y que un impuesto único sobre transacciones financieras de sólo el 0,05% en el mercado de derivados globales por sí solo podría recaudar unos 68 mil millones de dólares por año. Bueno, parece que sabemos dónde está el dinero.

En términos de estrategia nos gustaría ver a ONUSIDA involucrada más activamente en el debate sobre “Alianzas”. El MDG 8 hizo un llamamiento a Alianzas Globales dirigidas por los gobiernos. Sin embargo, hemos observado el poder de las corporaciones yendo más allá de la noción institucional de “gobierno que gobierna”, erosionando la infraestructura de los servicios públicos ya construida. Para el VIH es fundamental, porque un alto número de alianzas para el desarrollo de medicamentos esenciales no es transparente, no hay participación social y realmente están socavando la sostenibilidad de los sistemas de salud. Está sucediendo en este exacto momento, por ejemplo, en mi propio país, Brasil. Otra cuestión importante es que el modelo de alianzas actual ha reducido a la sociedad civil como subcontratista y aliada en la implementación, excluyéndosela del espacio para las discusiones políticas sobre enfoques alternativos. Como resultado, los programas relacionados a abogacía crítica, derechos humanos e involucramiento civil están recibiendo menos y menos atención y recursos.

Recomendamos que un nuevo marco de desarrollo global incluya una meta que promueva alianzas entre las NNUU, los gobiernos y la sociedad civil en todos los niveles. Además, se deben incluir indicadores para medir la existencia de un entorno legal que permita el trabajo de la sociedad civil y se haga responsable por la ejecución de los recursos, especialmente para el trabajo de abogacía – Por lo tanto, vemos el fortalecimiento de los Sistemas Comunitarios como un área clave para que ONUSIDA promueva el marco Post 2015.

En este sentido, si la respuesta al sida es única exactamente por su involucramiento significativo de personas viviendo con VIH, también lo es por los activistas del sida. Por lo tanto, para algunos Estados miembros es hora de dejar de tratar a gays, transexuales, lesbianas, intersexuales, personas que usan drogas y trabajadoras sexuales, mujeres y niñas, entre otros, como sus enemigos y comenzar a tratarlos como ciudadanos de sus países. Sabemos que no habrá sostenibilidad alguna en el modelo de desarrollo Post 2015 si los derechos humanos de todas las personas no son respetados.

Finalmente, nos gustaría concluir diciendo cómo estamos felices con la aprobación de la Reunión de Alto Nivel de 2016. Como ustedes saben, fue una idea nacida en esta Junta Coordinadora del Programa y la sociedad civil ejerció un papel importante al presionar por esa agenda. Agradecemos a los Estados miembros quiénes han hecho esta idea posible. Esperamos colaborar y participar en la planificación de la reunión, que creemos que va a contribuir enormemente para que no se deje de lado ninguno de nuestros asuntos de discusión.

¡Muchas gracias!

Alessandra Nilo

Más informaciones:
Javier Martínez
Asesor de Comunicación
LACCASO
E-mail: Laccaso.Institucional@gmail.com
Facebook: http://www.facebook.com/Laccaso.Institucional
Twitter: http://twitter.com/_LACCASO